Miércoles 24 de Abril de 2024

Hoy es Miércoles 24 de Abril de 2024 y son las 20:07 - Radio argentina 89.3 Mhz Av. Lavalle 222 Resistencia Chaco para comunicarte 362 4879579

JUDICIALES CHACO

14 de junio de 2023

La principal hipótesis: Cecilia fue asesinada y descuartizada en la casa de los Sena y sus restos se quemaron en el campo

Es una de las posibles reconstrucciones de lo ocurrido que más consideran en la investigación penal sobre la desaparición de la joven.

Casi dos semanas después de la desaparición de Cecilia Strzysowski, la investigación penal considera varias hipótesis, pero algunas se convirtieron en las más consideradas por los fiscales que trabajan en el caso, así como por la familia de la joven y sus abogados. 

 

A esta altura, con muchos elementos que fueron colocándose en el rompecabezas del caso, los investigadores creen que Ceciia fue asesinada en la casa de Emerenciano Sena y Marcela Acuña, en Santa María de Oro 1.460 de Resistencia, y que allí fue descuartizada para luego llevar sus restos a uno de los campos de la familia -o a otro predio rural- para ser enterrados o incinerados.

 

La casa de Santa María de Oro 1.460, el domicilio donde la justicia cree que se terminó con la vida de Cecilia.

 

Las pruebas acumuladas para cimentar esa hipótesis macabra son varias, y no todas se salieron del hermetismo de la investigación, aunque algunas sí y vienen siendo reflejadas por NORTE. Por ejemplo, las imágenes de una cámara de seguridad que muestran a Cecilia ingresando al domicilio de sus suegros y otras que habrían registrado la salida, un rato después, de vehículos en los que se habían cargado bolsas y otros elementos. Allí podrían haber sido transportados los restos de Cecilia.

 

En paralelo, los datos sobre la  posición de los teléfonos celulares de Cecilia y de su esposo, César Sena, indican que esos equipos estuvieron en el centro de Resistencia pero luego, en la noche de la desaparición, figuran como conectados a una antena próxima a uno de los campos de los Sena. A partir de ahí el teléfono de la muchacha no volvió a estar disponible.

 

 

OTRAS PRUEBAS E INDICIOS

 

Por otro lado, también está todo lo que aportó el allanamiento a la casa de calle Santa María de Oro. Según fuentes consultadas por NORTE, allí se encontraron rastros de sangre "limpiados", que se pueden detectar mediante una técnica que los peritos utilizan en posibles escenas de crímenes y que se basa en un tipo de luz que marca si en un recinto hubo o no manchas de sangre, aunque el lugar haya sido lavado. Las fuentes afirman que rastros de esa índole aparecieron en el piso y en paredes de la planta baja de la casa, que tiene también una planta alta.

 

Además, durante el allanamiento, se habría quebrado una de las colaboradoras de los Sena, que se desempeñaba como acompañante de Marcela en movilizaciones callejeras pero también hacía trabajos domésticos en la casa de su jefa. Ella, asustada por la dimensión del operativo y por las implicancias del caso, se apresuró a decir que Sena y Acuña le habían ordenado "limpiar todo". No trascendieron los detalles que brindó y a qué se refería concretamente. Esta mujer, luego, ya con asesoramiento legal, no ratificó esos dichos en la justicia y se abstuvo de declarar.

 

Ayer martes, en tanto, otro detenido, el hombre que cuidaba el campo de la familia, habló ante la fiscalía (los Sena se abstuvieron de hacerlo) y dijo que en la noche de la desaparición de Cecilia vio llegar a sus patrones, que tras arribar avanzaron hacia otro sector, e indicó a qué partes del predio se dirigieron.

 

Como las cámaras de seguridad cercanas a la casa de Santa María de Oro mostrarían que a los vehículos que salieron de allí se subieron bidones, la hipótesis es que los restos se incineraron y eventualmente enterraron en esos sectores, que son los que se rastrillan hoy desde temprano.

 

Los Sena, hasta la última vez que hablaron del caso, negaron rotundamente tener alguna relación con la desaparición de Cecilia. Marcela Acuña fue quien llevó la voz cantante en el caso, y dijo que las sospechas y acusaciones contra su familia eran un intento de perjudicarlos. "Todo esto es político", dijo, y llegó a decir que a la madre de Cecilia "le están pagando" para involucrarlos.

 

"Cuando Cecilia aparezca con vida, ¿qué hacemos con todo esto?", dijo el viernes pasado cuando se allanaba su casa. Ante la justicia, ella, su esposo y su hijo se abstuvieron de declarar.

FUENTE: NORTE 



COMPARTIR:

Comentarios