SALUD

16 de noviembre de 2017

SALUD JUNTO A REFERENTES DE LA LEGISLATURA AVANZA EN LA LEY DE TRIAGE

La iniciativa que está en proceso de evaluación, busca sistematizar y consolidar por ley las valoraciones preliminares que se realiza al paciente cuando ingresa a un servicio y que definen su grado de urgencia.

El subsecretario de Salud, Cristian Obregón mantuvo una reunión de trabajo con referentes de Asesoría Legal de la Cámara de Diputados de la Provincia para evaluar el proyecto de ley de implementación de los criterios de clasificación Triage en todos los establecimientos médicos de la Provincia, tanto del ámbito público como del privado. El propósito de esta modalidad es determinar la prioridad con la cual se atenderán las emergencias en base a  las necesidades terapéuticas y en los recursos disponibles.

“Triage es el método de valoración clínica preliminar, selección y clasificación de la gravedad, sintomatología y problema de salud que presenta un paciente al momento de acudir a un servicio de emergencia médica y que permite definir la prioridad de atención del caso”, explicó en primer lugar el funcionario. De manera que, en una situación de saturación del servicio, los pacientes más urgentes son tratados primero y el resto son controlados continuamente y revaluados hasta que los pueda visitar el equipo médico.

Al respecto del Proyecto, Obregón destacó que con la aplicación del protocolo de intervención Triage se trata de sistematizar y establecer por ley este tipo de práctica que ya se realiza en la acción cotidiana al momento de recibir un caso. “Actualmente la iniciativa está en revisión y evaluación de cada uno de sus pormenores”, comentó.

Entre los beneficios de la aplicación de esta modalidad, el subsecretario destacó asegurar una valoración rápida y ordenada de todos los pacientes y disminuir el riesgo de muerte, complicaciones o discapacidad de los pacientes que acuden de acuerdo a la severidad de cada caso y reducción de los tiempos de espera disminuyendo la congestión de servicios.

Triage de urgencias y emergencias

Esta clasificación se realiza a través de la valoración del médico o enfermero profesional, quienes identifican qué casos requieren atención inmediata para priorizarlas sobre aquellas que pueden esperar. Son 5 los niveles de gravedad, según la posible demora en su atención:

  • Nivel 1 o rojo: el paciente precisa de la atención por el médico de forma inmediata; la condición clínica representa un riesgo vital.
  • Nivel 2 o naranja: la atención por el médico puede demorarse entre 10 a 15 minutos; la condición clínica del paciente puede evolucionar hacia un rápido deterioro o incrementar el riesgo de pérdida de un órgano o un miembro.
  • Nivel 3 o amarillo: la atención por el médico puede demorarse hasta 60 minutos; los pacientes necesitan medidas diagnosticas y terapéuticas en urgencias.
  • Nivel 4 o verde: la atención por el médico puede demorarse hasta 2 horas; el paciente presenta condiciones médicas que no comprometen su estado general ni representan un riesgo evidente, no obstante existen riesgos de complicación o secuelas si no recibe la atención correspondiente.
  • Nivel 5 o azul: la atención por el médico puede demorarse hasta 4 horas; el paciente presenta una condición clínica relacionada con problemas agudos o crónicos sin evidencia de deterioro que comprometan su estado general y no presenta riesgo evidente para su vida.
 
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios