Viernes 19 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 19 de Agosto de 2022 y son las 23:54 Radio argentina 89.3 Mhz Av. Lavalle 222 Resistencia Chaco para comunicarte 362 4879579

26.4°

EL CLIMA EN RESISTENCIA

INTERNACIONALES

8 de julio de 2022

Matan al ex ministro japonés Shinzo Abe mientras pronunciaba un discurso de campaña

El ex primer ministro Shinzo Abe, el líder más longevo de Japón, murió el viernes tras recibir disparos mientras hacía campaña para unas elecciones parlamentarias, según informó la cadena pública NHK.

Un hombre abrió fuego contra el ex ministro Shinzo Abe, de 67 años, por la espalda con un arma aparentemente casera mientras hablaba en la ciudad occidental de Nara, según mostraron antes los medios japoneses.

Se trata del primer asesinato de un primer ministro japonés activo o de uno anterior desde los días del militarismo prebélico en la década de 1930.

Antes de que se anunciara la muerte de Abe, el primer ministro, Fumio Kishida, condenó el tiroteo en la ciudad occidental de Nara en los «términos más enérgicos».

Los japoneses y los líderes mundiales expresaron su conmoción por el intento de asesinato, un ataque extremadamente inusual en Japón que sus partidos políticos condenaron.

«Este ataque es un acto de brutalidad que ocurrió durante las elecciones -la base misma de nuestra democracia- y es absolutamente imperdonable», dijo un compungido Kishida.

Un responsable del cuerpo de bomberos dijo anteriormente que Abe parecía estar en estado de paro cardíaco cuando fue trasladado por aire al hospital.

La policía informó de la detención de un hombre de 41 años sospechoso de haber realizado el tiroteo. La NHK citó al sospechoso, identificado como Tetsuya Yamagami, diciendo a la policía que estaba descontento con Shinzo Abe y que quería matarlo.

Abe ofrecía un discurso de campaña en el exterior de una estación de tren cuando sonaron dos disparos a las 11:30 hora local (0230 GMT). Entonces se vio a agentes de seguridad abordando a un hombre con camiseta gris y pantalones beige.

«Hubo un fuerte estallido y luego humo», dijo a Reuters el empresario Makoto Ichikawa, que estaba en el lugar de los hechos, y añadió que el arma era del tamaño de una cámara de televisión.

«En el primer disparo, nadie supo lo que pasó, pero tras el segundo, lo que parecía una policía especial lo abordó».

Una fotografía del medio de noticias Kyodo mostró a Shinzo Abe tumbado boca arriba en la calle junto a una barandilla, con sangre en su camisa blanca. La gente se agolpó a su alrededor y uno de ellos le aplicó un masaje cardíaco.

Los servicios de emergencia de Nara dijeron que Abe había sido herido en el lado derecho del cuello y en la clavícula izquierda. Su hermano, el ministro de Defensa Nobuo Kishi, había dicho que Abe estaba recibiendo transfusiones de sangre.

La NHK mostró imágenes en directo de la esposa de Abe, Akie, de camino en tren al hospital donde estaba siendo tratado.

Airo Hino, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Waseda, dijo que un tiroteo de este tipo no tiene precedentes en Japón. «Nunca ha habido nada parecido», dijo.

Los políticos japoneses de alto nivel van acompañados de agentes de seguridad armados, pero a menudo se acercan al público, especialmente durante las campañas políticas, cuando pronuncian discursos en las calles y estrechan la mano de los transeúntes.

En 2007, el alcalde de Nagasaki, Iccho Itoh, murió a tiros por un miembro del crimen organizado japonés, la «yakuza». El jefe del Partido Socialista de Japón fue asesinado durante un discurso en 1960 por un joven de derechas con una espada corta de samurái. Otros destacados políticos de la posguerra fueron atacados pero no resultaron heridos.

La policía dijo que el presunto tirador es un residente de Nara. Varios medios dijeron que había estado en el ejército japonés durante tres años hasta 2005.

Abe fue primer ministro de Japón durante dos mandatos, antes de dimitir en 2020 alegando problemas de salud. Pero ha seguido teniendo una presencia dominante sobre el gobernante Partido Liberal Democrático (PLD), controlando una de sus principales facciones.

Kishida, el protegido de Shinzo Abe, esperaba utilizar las elecciones para salir de la sombra de Abe y definir su mandato, según los analistas. Kishida suspendió su campaña electoral tras el disparo de Abe. Todos los principales partidos políticos condenaron el ataque.

COMPARTIR:

Comentarios