Miércoles 25 de Noviembre de 2020

Hoy es Miércoles 25 de Noviembre de 2020 y son las 07:16 Radio argentina 89.3 Mhz www.argentinaenlinea.com.ar

  • 26.1º
  • Soleado

18 de octubre de 2018

Fue abusado y ahora espera un trasplante

Maxi tiene 11 años y el agresor perforó sus intestinos. El pequeño tuvo que ser intervenido quirurgicamente en el Hospital Garrahan. 

Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

Maxi fue sometido a una nueva intervención quirúrgica en el Hospital Garrahan, para posteriormente integrar la lista de espera de un donante de intestinos. El niño, oriundo de la provincia de Chaco, sufrió la perforación de su aparato intestinal luego de que, cuatro años atrás, el papá de un amiguito abusara de él.

Cuando tenía 7 años, Maxi fue a la casa de su mejor amigo, en Resistencia. Allí lo recibió su papá Omar Alberto Verón quien, aprovechando la ausencia de su propio hijo, se aprovechó del niño. Encendió la máquina de cortar pasto para que no se escucharan ruidos extraños y no levantar sospechas. Entonces, violó a Maxi.

No bastándole con ello, posteriormente el pequeño comenzó a ser blanco de sus amenazas. Le decía que si contaba lo que le había hecho mataría tanto a su papá como a sus hermanitos. Sin embargo, el abuso fue descubierto por Omar Ale, el cirujano infantil al que contactó el papá de Maxi cuando el niño comenzó a manisfestar síntomas de que algo no andaba bien.

El médico advirtió que el pequeño tenía un desgarro anal y perforaciones intestinales compatibles con un ataque sexual. A partir de entonces, Maxi comenzó un sinuoso camino marcado por diferentes tratamientos y cirugías, en tanto su

agresor

permaneció prófugo durante todo ese tiempo. Finalmente, Verón fue detenido la semana pasada.

Nueva operación

Maxi ahora debe ser sometido a un

trasplante

de intestinos. Así lo indica en diálogo con Crónica su papá, Miguel Angel Orué. "En el Garrahan le cerraron la abertura abdominal que le habían hecho para que pudiera alimentarse mediante zonda. Ahora lo hace por vía venosa. Cuando cicatrice, pasará a lista de espera porque necesita un

trasplante

de intestinos",
aseguró.

En los próximos días, Maxi regresará a su provincia, y allí su padre continuará con el esfuerzo de edificar la habitación que su hijo requiere para continuar con su tratamiento, en su propia casa. Al respecto, Miguel reconoció que "necesitamos de ayuda porque estamos solos. Si bien tenemos los materiales que nos dio la gobernación, nos faltan insumos médicos, la cama y colchón, además de mano de obra".

Y es que, más allá de su evolución, Maxi requiere de cuidados específicos. Por eso es que, sus allegados lanzaron una campaña solidaria a través de las redes sociales que invita a todos aquellos que puedan y quieran colaborar a hacerlo comunicándose al (0362) - 442-8475.

Mientras tanto, Maxi sigue bajo los cuidados específicos en el Garrahan donde los profesionales sólo le darán el alta cuando comience la cicatrización necesaria para que finalmente, pueda integrar la lista de espera para recibir el órgano que necesita.

COMPARTIR:

Comentarios