Sábado 26 de Septiembre de 2020

Hoy es Sábado 26 de Septiembre de 2020 y son las 11:23 Radio argentina 89.3 Mhz www.argentinaenlinea.com.ar

  • 37.2º
  • Soleado

ESPAÑA

8 de mayo de 2019

17 años de prisión para militar español que mató a prostituta argentina

Félix Daza Cabeza ahorcó a Lorena Mazzeo con la manguera de un duchador. Si bien admitió el crimen, dijo que fue un accidente en medio de un juego sexual consentido.

Lorena Mazzeo era argentina y vivía en las Islas Canarias desde hacía años. En octubre del 2016 el cuerpo de la mujer apareció en la ducha de su propio domicilio. Estaba desnuda y tenía el cable del duchador alrededor del cuello. En su casa faltaban algunas cosas y la reconstrucción de los hechos llevaron a los investigadores a Félix Daza Cabeza.

El joven militar español este martes fue condenado a 17 años y tres meses de prisión por el crimen de Mazzeo. El jurado, compuesto por nueve personas, determinó por unanimidad que el hombre estranguló a la argentina con el cable de la ducha de manera intencional. Además lo encontraron culpable de hurto.

Daza Cabeza había asegurado inicialmente que mató a la mujer por accidente. Indicó que luego de tener relaciones sexuales, fue a la ducha antes de irse, Mazzeo se metió en la bañera con él y lo alentó a practicar juegos sexuales que desembocado en el desenlace fatal.

Sin embargo, el fiscal del caso leyó al tribunal una declaración que contradecía esta aseveración y que provenía de un testigo: "La maté porque quise. Era una puta y no se va a reír más de mí". La fiscalía alegó que esas palabras revelaban la intención de cometer el crimen, por lo que solicitó una pena de 21 años de prisión por "asesinato agravado por alevosía", crimen que "no fue accidental, ni fruto de un exceso no querido pero no evitado".

Además de la condena penal, se le impuso al militar la obligación de indemnizar a la familia de su víctima con la suma de 100.000 euros. Justamente la mamá de Lorena, habló luego del juicio. "Nada es justo, él tiene una condena, pero en un tiempo va a salir. Pero mi hija tiene una condena que es no tener nunca más una Navidad, ni un cumpleaños", dijo Isabel Olivera Bustamante.

"Mi hija vivía sola, no tenía defensa y por eso él pensó que nadie la iba a encontrar, que nadie iba a reclamar por su vida. Pero no sabía que, a la distancia, nos comunicábamos todo los días", aseguró la mujer.

Daza Cabezas durante el juicio.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios