Domingo 4 de Junio de 2023

Hoy es Domingo 4 de Junio de 2023 y son las 13:45 - Radio argentina 89.3 Mhz Av. Lavalle 222 Resistencia Chaco para comunicarte 362 4879579

POLICIALES

7 de diciembre de 2022

“El Impenetrable va a lograr un crecimiento en los próximos años de la mano de la naturaleza y no a través de su sacrificio”

Gerardo Cerón, biólogo de la Fundación Rewilding Argentina, trabaja hace ya cinco años como coordinador de Conservación en el Proyecto El Impenetrable y, aunque su ciudad natal esté en el otro extremo del país (en la provincia de Río Negro), asegura en declaraciones a Agencia FOCO que se “enamoró” de aquel rincón preciado del Chaco, desde el primer día. “Me parece un lugar impresionante”, contó y aseguró que, luego de recorrer distintos parques nacionales del mundo, el Parque Nacional -que lleva el nombre homónimo- “está al nivel de los mejores sitios para avisaje de fauna del planeta”.

En una conmovedora entrevista, Cerón brindó detalles de cómo trabaja la fundación la región de El Impenetrable, qué proyectos ejecuta y los ya realizados. A su vez, destacó la importancia de preservar los parques nacionales, sobre todo el catalogado por él mismo como “una joya”. Es que según explicó el especialista “El Impenetrable va a lograr un crecimiento en los próximos años en cuanto a la naturaleza, a la economía, al bienestar de la gente, demostrando que esto se puede hacer de la mano de la naturaleza y no a través de su sacrificio”.

“La Fundación Rewilding Argentina estuvo desde el principio de la creación del Parque Nacional El Impenetrable junto a otras ONG y al Gobierno provincial”, comenzó repasando Gerardo, y detalló que la fundación donó, incluso, parte del dinero para expropiar la estancia "La Fidelidad" (en su momento propiedad del terrateniente brutalmente asesinado, Manuel Roseo), lo que supuso finalmente la concreción de un sueño: convertir a unas 250 mil hectáreas (150 mil hectáreas en Chaco y 100 mil en Formosa) de monte continuo en un área protegida nacional.

La fundación tiene dos grandes áreas -continuó el biólogo-: una que se encarga de la restauración de ecosistema (actualmente presentaron un proyecto para la restauración de pastizales húmedos), y la otra que es la recuperación de especies de animales que se extinguieron localmente o que han reducido sus poblaciones al punto de “ya no cumplir con su rol ecológico”, que es el caso del yaguareté. 

El dato, si bien es conocido, no deja de ser alarmante: “En toda la región chaqueña argentina quedan menos de 20 yaguaretés, los cuales que no logran cumplir su rol ecológico. Entonces, trabajamos recuperando las poblaciones de esta especie a través de cría en cautiverio y ejemplares que son criados aislados de las personas y alimentados con presas vivas para que luego puedan ser liberados”. Además, trabajan en la región con la nutria gigante de río (un ejemplar apareció meses atrás), la tortuga yabotí (la más grande de Argentina) y uno particular: el guanaco, que según afirmó -y lamentó- el especialista “era muy común en la zona, pero fueron cazados hasta su extinción”. 

Por otro lado, y no menos importante, la fundación trabaja con las comunidades, un loable trabajo a destacar teniendo en cuenta que antes, según contó el biólogo, los moradores del lugar tenían otra percepción sobre las especies, y hoy lograron que quieran hasta donar sus campos para su conservación. “Ya lo ven y están pensando algunos en sus campos a destinar una porción a la conservación, lo cual me llena de felicidad y alegría”. Incluso, otra de las alegrías que le dan las comunidades que allí habitan es cuando le solicitan ayuda: “Han tenido contratos madereros para cortar los arboles de sus campos, nos han pedido ayuda para darlos de baja y eso nos llena de felicidad y nos marca que es el camino”.

Entre las actividades que realizan con las comunidades, el biólogo explicó: “Se busca que cambien su economía extractiva (de corte de madera, de cacería) a una economía de ecoturismo, a través de la producción de artesanías, guías de sitio, de caminata, a caballo, revalorizar comidas típicas, etc”.

 

Qaramta, el que no puede ser destruido

 

Qaramta en lengua qom significa “el que no puede ser destruido”. Fue denominado así -muy acertadamente- por los chicos de las escuelas del Parque, según contó el biólogo apasionado por el Chaco. A su vez, recordó cómo fue el proceso para reinsertar “a uno de los últimos yaguaretés del Chaco”.

“En 2019 se hallaron las primeras huellas -no había registro desde 2013- en el área, se actuó en conjunto y en forma veloz con la provincia del Chaco y Parques Nacionales, y se trajo una hembra en cautiverio. Luego, a través de la atracción, logramos colocarle un collar satelital”, explicó el biólogo y continuó: “Dicho ejemplar fue el que luego, en un recinto de una hectárea y media, se apareó junto con la hembra y de allí nacieron dos cachorros que a la fecha tienen un año y diez meses”. Ellos serán liberados cuando cumplan el tercer año de vida.

El especialista aclaró que los collares satelitales permiten saber dónde están los individuos “lo que nos deja protegerlos de cazadores y también saber cómo usan el Parque y sus alrededores: dónde cazan, dónde descansan, las cuevas”. "Vamos aprendiendo de ellos", aseguró.

 

Intervención del Gobierno del Chaco: “Un paso histórico en la conservación del país”

 

Gerardo destacó la importancia de la intervención con el Gobierno de Jorge Capitanich y recordó aquel decreto que instaba “a la reinserción de especies localmente extintas”, lo cual consideró “es un paso histórico en la conservación del país y junto con Rewilding Argentina vamos a llevar a cabo ese trabajo”.

“Con la provincia tenemos una excelente relación y trabajamos principalmente con el Instituto de Turismo y con la Subsecretaria de Ambiente para proteger y para que sea viable a largo plazo este proyecto y la gente lo apoye, e incluso, -en un futuro- ojalá estén pidiendo que se aumente y haya más parques provinciales y nacionales en la zona y se conecten para que los animales puedan circular entre un área protegida y otra”, auguró el biólogo rionegrino.

También, cabe recordar, fue determinante la ley sancionada el 7 de julio de 2011 sobre la creación de la reserva de recurso “La Fidelidad”, preservándola para futuras generaciones. Con ella, se declaró la zona como "reserva de utilidad pública sujeta a expropiación", con lo que quedó asegurado el futuro de esa porción de monte chaqueño.

“Hay un compromiso, porque hay una visión de esperanza y una realidad palpable de que El Impenetrable va a lograr un crecimiento en los próximos años en cuanto a la naturaleza, a la economía, al bienestar de la gente; demostrando que esto se puede hacer de la mano de la naturaleza y no a través de su sacrificio”, finalizó el biólogo de la Fundación Rewilding Argentina.  

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!