Por Roberto Di Sandro
El Decano 68 años en la Casa Rosada

rdisandro@cronica.com.ar

Mientras caminaba tocando timbres, de acuerdo con su estrategia, el presidente Mauricio Macri se detuvo el pasado sábado en una esquina. Allí, recibió un informe del Ministerio del Interior que indicaba los problemas que se suceden en Santa Cruz.

La provincia la está pasando mal y para colmo la gobernadora recibió en su residencia a la ex mandataria. Allí estaban reunidas cuando una multitudinaria marcha sorprendió a todo el mundo, teniendo en cuenta que no había ningún color político.

Estaban pidiendo que les paguen los sueldos atrasados. El escenario se convirtió en la noche del viernes en un verdadero caos, donde enfrentamientos con la policía y cierta represión dejó como saldo algunos heridos. El último sábado a la mañana la tensa situación continuaba y continúa este domingo.

Después del informe, el jefe de Estado y sus acompañantes se fueron para Olivos. Allí la referencia se amplió. Claro que circuló de inmediato la versión de una intervención. El silencio en torno a esto fue total. “No corrió por ninguna mente”, se dijo en la Casa Rosada.

Periodistas habituales de Balcarce 50 se concentraron, como es lógico, en los pasillos para lograr una información. No es fácil, pero los voceros de Rogelio Frigerio se vieron acumulando detalles sobre el particular.

Sin duda la situación no es de las mejores y Alicia Kirchner, que fue ministra del gobierno anterior, está sumamente inquieta. Algunos en la Rosada preguntaron “dónde está la plata que se le envió”.

Allá en el Sur, desde su residencia, la ex que estuvo ocho años al frente del gobierno nacional no contestó. Dicen en los rincones bien reservados que “ambas damas se reunieron para tratar el tema de la candidatura de Florencia Kirchner como legisladora de Santa Cruz”.

También se reportó en el Ministerio del Interior el canto de la calle santacruceña desaprobando ese tratamiento al señalar: “Cuando hay trabajadores que no han cobrado sus sueldos, hacemos una marcha que no tiene nada que ver con cuestiones políticas”.

En Olivos siguieron las reuniones sobre este tema y los próximos detalles de la visita de Macri a los Estados Unidos. Hay más datos en los siguientes bloques.

u$s 75.000 per cápita
Se adelantó un día el viaje a Estados Unidos. El presidente Macri accedió a que el Instituto Argentino Petrolero y del Gas lo invite a compartir un almuerzo que organizó en Houston. Por eso se va antes de Ezeiza y asistirá al convite de las principales petroleras internacionales.

Al día siguiente se entrevistará con el polémico mandatario de la Unión. Nos contaron que en estos últimos días ambos hablaron por teléfono “para ampliar los temas”.

Pero hay algo más sorprendente: en el encuentro que el jueves Macri mantendrá con la Cámara de Comercio de Estados Unidos, habrá un esponsoreo. Para ser más claros, los que irán deberán pagar 75.000 dólares per cápita. Esto será después de que el jefe de Estado argentino se reúna con Donald Trump.

“Es lo que cobra la Cámara por una entrevista de tipo reservada con el presidente argentino”, y eso “es por la cercanía con el protagonista, habiendo otras menores, de 50.000 y de 20.000 dólares”.

Todas estas gestiones se han realizado personalmente con enviados de avanzada del mandatario, así como telefónicamente. Hay muchas actividades más y por eso se adelantó el viaje presidencial.

En todos estos contactos estará el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el del “tarifazo”, y alguien a quien Macri quiere al lado: Francisco Cabrera.

Habría dicho el gobernante argentino: “Buscar máxima producción”. Se acuerdan de “Producir, producir y producir”. Está anotado en todas las agendas presidenciales.

Nuestro colega Jorge Sánchez Parra agregó a la información que poseemos datos del próximo viaje del Presidente a Japón y China, indicando que se están realizando los contactos comerciales previos para ampliar el comercio con esos países de Oriente.

Breves y sabrosas
Cada día que pasa surgen nuevas noticias insólitas y sorprendentes. Pero que existen, aunque usted no lo crea. Este bloque las describe.

A) El Fondo Monetario Internacional dice que la inflación es mucho más que la oficial y los problemas continuarán. De este lado del mostrador, Macri y su equipo mantienen lo dicho: 17 por ciento. ¿A quién le creemos?
B) “¿Está seguro de que lo terminaron como Dios manda?”. Palabras más, palabras menos, es lo que preguntó Gustavo Posse, el intendente de San Isidro, antes de visitar la escuela primaria Nº 10 Julio Argentino Roca, para ver si estaban terminadas las obras prometidas. Fue lo que comprobó. “Esto debería concretarse en todos los establecimientos”. Menos mal que lo hicieron.
C) Lean qué frase: “Somos el peronismo en Cambiemos y tenemos todo para construir un país que tiene piso pero no techo y no hay mejor país que la Argentina para producir”. Esta afirmación es de un peronista de toda la vida que apoya a Macri. Su nombre, Gerónimo “Momo” Venegas. Lo dijo durante un acto de programas de alfabetización rural en el instituto de capacitación. Está convencido.
D) Una hora de Macri con Lilita Carrió. Allí la apoyó para su candidatura en la Capital. Claro que todo el PRO y los que no son le tienen un gran respeto, pero también se sorprenden “por las grandes contradicciones”. Y lo dicen: “Una vez aplaude a Macri y otra le pega con todo; otra vez habla mal de un ministro y después cambia”. Allí saltó uno y rompió todo: “Y bueno, para eso es Cambiemos”. Hummm. Cierro el bloque. Algo para tener en cuenta: el jueves se hace una campaña de donación de sangre en la Casa Rosada. Una unidad móvil de la Dirección de Sangre y Hemoderivados del Ministerio de Salud estará firme allí en la explanada. Excelente medida, que no tiene nada que ver con lo insólito.

Seguridad de avanzada
Las últimas agresiones a Macri en eventos públicos fueron tenidas en cuenta por los organismos de seguridad. A partir de ahora se tomarán más medidas en los lugares que va. Muchas veces el Presidente se larga solo. “Alguien se entera y se producen los incidentes”, declararon en el seno de los controles. Parece que “se concentraron autoridades del Ministerio de Seguridad y de los organismos afines para evitar graves consecuencias”.

Una más: en el verano empezará a circular el nuevo auto blindado. Se está construyendo en una fábrica española. La Vito Blindada adoptará un color oscuro y tendrá todos los elementos. Algunos dicen que se parecerá a la “Bestia” que utilizaba el ex presidente estadounidense Barack Obama. Actualmente usa una camioneta bien equipada, pero nada que ver con lo que viene.

De a uno
Todos los sectores de las fuerzas vivas del país solicitan hablar directamente con el Presidente. La CGT ha pedido varias veces hacerlo, grupos de empresarios y otras entidades, también. Parece que existe un propósito “de a uno”.

Por ejemplo, con la CGT se notan algunas presencias en la Casa Rosada o en Olivos, bien reservadas. Con los empresarios ocurre lo mismo. Pero también, en el momento en que lo decide, “van varios”.

De cualquier manera se ha trazado una agenda para dialogar “sector por sector”. Nadie se entera, claro, pero van. También nos enteramos en los pasillos sobre el propósito, después de lograr acuerdos previos, de recibir “a todos” por grupo. Por lo menos es lo que se está probando en la actualidad. Los periodistas a veces se enteran, otras no. Hay que tener mucha muñeca. En fin.

¿Otra marcha?
No lo dicen pero analizan. El 1º de abril hubo una marcha en apoyo a la democracia que tuvo una directa relación con el gobierno. Este último argumento no tiene que ver en su organización. Ahora parece que habrá otra a mediados de mayo. Esta vez en referencia al Poder Judicial. Sería similar. En las esferas oficiales hay un silencio total, pero... Hasta dentro de siete días.